El primer estudio de radio

El primer estudio creado en la Facultad fue en 1964, estaba situado junto al aula 38, ocupando dos salas a lado de ésta. Se cubrieron las paredes con fibra de vidrio y paneles de tablex perforado, según los cánones técnicos del momento; las puertas y ventanas se ocultaron con pesados cortinajes por sortilegio de Gloria Toranzo, venida para la ocasión con otros objetivos.

 

El equipamiento técnico era totalmente profesional, incluso avanzado para su tiempo: un Akai M-7 estéreo de dos o cuatro pistas, seleccionables, y todas las velocidades posibles entre 1 7/8 y 30”/s; un Ferrograph de media pista a 7’5 y 15”/s, una mesa de mezclas de fabricación nacional, dos grandes altavoces, dos micrófonos AKG, dos Shure y auriculares. La redacción y los teletipos utilizaban el aula 38. Lo habían conseguido: todo estaba listo para la inauguración oficial del Edificio Central y del curso 1964-1965.

 

Era un sueño hecho realidad.

 

El segundo Estudio fue una remodelación completa del anterior. El tercero –con nuevo equipo que incluía una cadena de copias Ampex– y el cuarto se instalaron en la torre. Desde esa torre, durante 20 años, salieron programas para casi 50 emisoras españolas, y formación especializada para América a través del Programa de Graduados Latino Americanos.

 

En el nuevo edificio de la Facultad, la Radio tiene lugar preferente: cinco grandes Estudios totalmente digitalizados, perfectamente insonorizados, y la 98.3, la emisora de radio.