Los primeros departamentos

Los Departamentos actuales de la Facultad tienen como precedente los cuatro Departamentos que se constituyeron en el Instituto de Periodismo, con arreglo a un plan preestablecido, y que comenzaron a funcionar en el curso 1967-1968. Su puesta en marcha provino de la aprobación del nuevo plan de estudios de cuatro años de duración (en vez de los tres anteriores), que se implantó en los tres centros de enseñanza del Periodismo entonces existentes: la Escuela Oficial dependiente del Ministerio de Información y Turismo, la de la Iglesia y el Instituto de la Universidad de Navarra. Tenían como razón de ser la organización y distribución de funciones de las distintas tareas docentes del Instituto ante las nuevas necesidades creadas. Esos cuatro Departamentos fueron: Actividades Especiales, Redacción, Tecnología de la Información y Socio-Económico.

 

El Departamento de Actividades Especiales, cuya dirección la tenía Ángel Benito, se encargaba de proponer, promover y supervisar los distintos seminarios y cursos especiales que el Instituto ofrecía a lo largo del año (Cursos de Verano, Semanas de Estudios para Graduados, etc.). El de Redacción agrupaba las asignaturas teóricas y sobre todo prácticas relativas a la redacción periodística de cara al ejercicio profesional futuro; lo dirigía José Berruezo. El de Tecnología de la Información, bajo la dirección de Luka Brajnovic, comprendía las materias relativas a las técnicas de producción y transmisión de la información en la prensa escrita y en los medios audiovisuales. Y el Departamento Socio-Económico agrupaba las materias de carácter humanístico propias del Periodismo, tales como Sociología, Deontología, Derecho y Economía de la Información, Publicidad y Relaciones Públicas, Política Internacional e Historia del Periodismo; fue nombrado director Alfonso Nieto.

 

El sentido de una estructura departamental comenzó en un momento temprano, y la Facultad ha sabido adaptarse a los cambios profesionales y del entorno, para realizar con mayor eficacia su tarea.